fbpx

La aerotermia es un método de climatización que aprovecha la energía del aire para proporcionar calefacción en invierno y refrigeración en verano, además de agua caliente sanitaria durante todo el año. En este artículo te explicaremos cómo funciona y las ventajas que obtendrás apostando por este sistema tecnológico renovable.

 

¿Cómo se consiguen calefacción y aire acondicionado con la aerotermia?

Este tipo de climatización es un método totalmente sostenible, porque no necesita quemar combustible ni emitir humos en su proceso de funcionamiento para calentar la vivienda o refrigerarla. Al ser un sistema renovable, la energía que se extrae vuelve a regenerarse, por lo que ni se reduce ni se agota. Su funcionamiento se basa en bombas de calor que unen electricidad, mecánica y química para capturar la energía renovable del aire.

La unidad exterior, que actúa de evaporador, se encarga de enviar dicha energía a la unidad interior, que realiza la función de condensador. Así se calienta el agua y se produce ACS durante todo el año, incluso a bajas temperaturas, y calefacción en invierno. En verano, el proceso se invierte y el calor de tu vivienda se envía al exterior para producir aire acondicionado.

Gracias a la óptima solución que ofrece este recurso energético verde, son muchas oficinas, hospitales y aeropuertos los que han elegido esta tecnología frente a la instalación de gas, gasóleo u otras energías calóricas. Cabe destacar también que viviendas de nueva construcción incluyen, entre sus particularidades destacadas, la inclusión de este sistema.

 

Elementos aerotérmicos del sistema de calefacción, aire acondicionado y agua caliente sanitaria

Para que tengas un esquema de todos los elementos que se utilizan en la producción de estas aplicaciones de suministro, a continuación te detallamos los elementos necesarios para su óptimo funcionamiento:

La unidad exterior: es la parte de la caldera en la que se encuentra ubicado el compresor. Su función consiste en captar la temperatura ambiente para modificar la presión del refrigerante.

La unidad interior: es la encargada de realizar el intercambio de temperatura entre el gas refrigerante y el agua.

– Los equipos emisores: son los que se encuentran en el interior de la vivienda y que deberás tener, de forma obligatoria, para repartir el calor o el frío por todas las estancias. Los radiadores o split son métodos tradicionales, pero también puedes utilizar otros sistemas como el suelo radiante. Te aconsejamos que siempre pidas información a expertos antes de elegir un sistema u otro.

– El depósito de inercia: es el responsable de facilitar el trabajo de la caldera, haciendo que se eviten los arranques constantes e innecesarios que muchas veces producen las averías en estos aparatos.

– El depósito de acumulación: recoge el agua caliente a una temperatura óptima para que la puedas utilizar siempre que quieras de forma instantánea.

 

Beneficios de la aerotermia

Son muchos los beneficios que conseguirás con esta energía limpia. A continuación, te detallamos los más interesantes para que los tengas en cuenta a la hora de elegir tu sistema de climatización.

Facilidad de instalación y ahorro en mantenimiento

Al no requerir combustión de ningún tipo, como mencionamos anteriormente, no producirá residuos mientras funciona y no necesita limpiezas exhaustivas. Además, no tendrás que preocuparte de instalar cámaras de combustión ni chimeneas para la salida de humos porque son inexistentes, haciendo que tu instalación ocupe mucho menos espacio.

Como con un único generador obtendrás agua caliente, calefacción y refrigeración. Así ganarás en ahorro de mantenimientos periódicos, que sí deben realizarse con otros sistemas tradicionales.

Silencioso

Gracias a los continuos avances tecnológicos, se han podido desarrollar equipos con un nivel sonoro mucho más reducido que los primeros que aparecieron. Por eso, al poner la bomba de calor en marcha no percibirás ruido en ningún punto de la vivienda, nave u oficina.

Contribución a la sostenibilidad medioambiental

Tal y como hemos explicado, este método innovador se caracteriza por ser renovable y limpio, ya que obtiene la energía de fuentes naturales e inagotables. Como no produce emisiones directas de dióxido de carbono, ayudarás a cuidar el planeta.

Te animamos a solicitar asesoramiento sobre la forma de combinar este método con otras fuentes de energía renovables y poder dar respuesta ecológica al origen de la electricidad que se utiliza en el proceso, por ejemplo con la instalación de placas solares. El objetivo principal es conseguir la máxima optimización de tu equipo utilizando recursos de fuentes ecológicas.

Solo depende de una fuente de calor

Casi todos los métodos de climatización del mercado necesitan tanto de electricidad como de combustibles para poder funcionar, como gasóleo o biomasa. Por el contrario, la bomba de calor aerotérmica solo necesita una fuente de electricidad para prestarte un servicio óptimo.

 

¿Afecta la situación geográfica a los sistemas aerotérmicos?

En zonas geográficas muy frías puede dar problemas, por ejemplo, cuando ha habido fuertes nevadas. Piensa que la eficiencia de la bomba de calor depende de las condiciones atmosféricas del ambiente y, sobre todo, de la temperatura. Por ello, es necesario que tengas en cuenta que cuanto mayor sea la diferencia entre la temperatura exterior y la interior, menor será el rendimiento del equipo. Si, por ejemplo, en la calle hay 0 ºC, puede llegar a reducirse a la mitad.

No obstante, gracias a los avances ya activos en el mercado, si vives en una zona fría solo tendrás que tomar medidas añadidas para hacer un tratamiento previo del aire con el que trabajará la unidad externa.

Para conseguir un rendimiento satisfactorio, la bomba deberá llevar incorporada una resistencia eléctrica que se pondrá en marcha cuando las condiciones exteriores sean desfavorables y dicha bomba no pueda aportar suficiente energía.

Como puedes comprobar, este eficaz recurso de climatización es completo y puede llegar incluso a zonas aisladas que tengan dificultades en aprovecharse del suministro de otras fuentes energéticas.

 

¿Merece la pena la inversión en un equipo aerotérmico?

Debemos resaltar que los precios finales de la instalación de una caldera aerotérmica dependen de la necesidad de tu vivienda y de las personas que residan contigo. Las empresas especializadas somos las que disponemos de los conocimientos necesarios para hacer estudios profesionales y presentar presupuestos adaptados a cada cliente.

Para calcular el precio final, es necesario que tengas en cuenta la potencia que necesitas, la temperatura mínima que hay en invierno en el exterior o los elementos adicionales que quieras colocar para obtener mayor rendimiento. También debes valorar que tienes a tu disposición una gran selección de marcas que pueden hacer oscilar el precio final en mayor o menor porcentaje.

Si instalas una caldera sin depósito de inercia y sin acumulador será, obviamente, mucho más económico que si los añades en el equipo, pero quizá sois familia numerosa y es recomendable incluirlos para elevar la eficiencia energética. Si quieres aprovechar la caldera para generar frío en verano, deberás instalar fan-coils para conseguirlo y también incrementará el precio.

Las calderas aerotérmicas son, además de todos estos datos, más caras que las de gas y, posiblemente, te preguntes si compensa la inversión del coste inicial. La respuesta es sí, y te detallaremos los datos más relevantes para que te quede claro que la inversión inicial será compensada entre tres y cinco años después, para conseguir ahorrar a partir de ese momento.

Debes reflexionar sobre el modo de obtención de energía y calcular que, con este recurso renovable, la mayor parte de energía que utilices se generará de forma limpia y no deberá ser generada por sistemas que aumenten tus facturas mensuales. Gracias a este proceso verde, puedes llegar a alcanzar ahorros de hasta el 80 % en comparación a otros equipos tradicionales, como el gasóleo o el gas.

Aunque también necesita energía eléctrica para funcionar, el rendimiento de este innovador sistema es altamente elevado. Debes quedarte con la idea de que, en situaciones normales, con temperatura exterior entre 4 y 6 ºC, por cada kW-h eléctrico que consumas se generarán entre 3 y 4 kW térmicos, denominado COP o rendimiento térmico. Si lo trasladamos a porcentajes, estaríamos hablando de un baremo entre 300 y 400 %.

Debes tener en cuenta que el COP aumentará a medida que la temperatura de impulsión del agua del sistema de calefacción disminuya. De esta forma, si combinas la bomba de calor con otros sistemas de calefacción de baja temperatura, como el suelo radiante o los radiadores de bajo consumo, conseguirás un máximo ahorro y el coste de la inversión se verá economizado en menos tiempo.

En la misma línea, el rendimiento del equipo dependerá de las condiciones climatológicas exteriores y, en concreto, de la temperatura del aire porque si, por ejemplo, produces 4 kW, solo pagarás 1 kW y 3kW serán gratuitos. Esto es debido a que la energía que contiene el aire exterior se recupera de forma gratuita y lograrás obtener un rendimiento superior a tu gasto.

 

En conclusión, la aerotermia es una fuente de energía renovable que sobresale por su eficacia y respeto por el medioambiente, y es una de las mejores opciones para satisfacer tus necesidades de agua caliente, calefacción y refrigeración en tu vivienda. No dejes pasar la oportunidad y apuesta por las energías renovables como fuente de suministro.

Desde Gilabert miró estaremos encantados de asesorarle sobre el equipo que le conviene más y realizamos presupuesto de instalación de aerotermia sin compromiso.

Disponemos de más de 30 años de experiencia en el sector de la instalación de energía, ofreciendo nuestros servicios en toda la província de Tarragona, en localidades como Reus, Tarragona, Amposta, Tortosa, Vendrell…