fbpx

Las células solares basadas en perovskita han atraído una gran atención en los últimos 10 años debido a sus excelentes propiedades optoelectrónicas. Actualmente, las eficiencias de conversión de energía de los dispositivos solares que utilizan estos materiales superan el 25 % para uniones simples y el 29 % en estructuras en tándem con silicio. Se obtuvieron resultados récord en áreas pequeñas del orden de 1 cm².

Para algunas aplicaciones, el uso de sustratos flexibles puede ser atractivo para la tecnología de perovskita de unión única, ya que abre el camino a procesos de impresión de alta velocidad y baja temperatura. Por lo tanto, es posible utilizar sustratos de bajo costo, mientras que las tecnologías inorgánicas flexibles, como CIGS, requieren procesos de mayor temperatura y sustratos que son más costosos.

Muchos equipos de todo el mundo están tratando de enfrentar los desafíos de fabricar dispositivos de área más grande con suficiente estabilidad para aplicaciones de la vida real. Esta es una de las tareas que se han propuesto los socios del proyecto europeo APOLO, en el que se obtuvieron estos resultados.

Gracias a esta nueva tecnología será posible fabricar celdas solares flexibles, algo que facilita el transporte y podrán ser instaladas en superficies irregulares sin las limitaciones de los paneles convencionales.

Además, cuentan con el potencial de superar la eficiencia de los paneles de silicio, y las estimaciones es que superan el 25% en pocos años en modelos comerciales.

Otra ventaja de las células solares de perovskita es que se basan en un material sintético que se puede producir a bajo coste. Mientras los modelos solares estándar están fabricados con silicio cristalino, que se extrae de la tierra, las de perovskita se fabrican mediante un proceso llamado “procesamiento en solución”, que es la misma práctica que se utiliza al imprimir periódicos.

Gracias al procesamiento en solución, los costes de producción pueden de ser muy bajos en comparación con otras tecnologías de placas solares. Un menor coste que tendrá su impacto en los precios de las placas y de instalación.

Esperemos que todos estos avances puedan llegar en poco tiempo a su fase final y traducirse en productos todavía más eficientes y económicos.

Gilabert Miró tenemos más de 25 años de experiencia, ofreciendo nuestros servicios de instalación de placas solares a toda la provincia de Tarragona, en las principales ciudades como Tarragona, Reus, El Vendrell, Cambrils, Tortosa, Salou, Calafell, Valls, Vilaseca, Amposta, Torredembarra, San Carles de la Rápita, Cunit, Montroig, Deltebre, Alcanar, Roquetes, Montblanc.

Estamos a tu disposición para recomendarte la mejor solución de placas solares según las necesidades que tengáis.

Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?