¿Qué son las placas solares y cómo funcionan?

cómo funcionan la placas solares

La energía solar es la energía renovable con mayor potencial con la que contamos actualmente. Todos los indicadores auguran un declive en el uso de la energía proveniente de combustibles fósiles. Con el paso de los años hemos conseguido hacer del sol nuestro mejor aliado gracias a las placas solares.

Si hay un elemento clave en las instalaciones fotovoltaicas que esté relacionado con su funcionamiento y el rendimiento son sin  duda  las placas fotovoltaicas.

Para todos los que por primera vez os acercáis a la energía solar, vamos a explicaros algunos conceptos básicos:

¿Qué es una placa solar y cómo funciona?

Los paneles solares también conocidos como paneles fotovoltaicos son dispositivos tecnológicos que se utilizan para convertir la energía del sol, que está formada por fotones, en energía eléctrica.

Las placas solares están formadas por células fotovoltaicas que generalmente están hechas silicio cristalino, aunque se están haciendo avances en la implementación de materiales semiconductores, como  el arseniuro de galio. La mayor parte de las placas  solares que exiten en el mercado del mercado están hechas de silicio, ya sea monocristalino o policristalino.

¿Cómo funcionan las placas solares?

Tal y como hemos mencionado anteriormente, las placas solares fotovoltaicas captan la radiación solar y para ello se aprovechan del “efecto fotovoltaico” descubierto por Edmond Becquerel hace más de 1 siglo.

Las células solares se componen de una capa de silicio y fósforo que proporcionan la carga negativa y de otra capa de boro que proporciona la positiva. De esta forma se logra que las celdas solares tengan dos cargas y por ende puedan generar electricidad. Si no hubiera dos cargas opuestas, la generación eléctrica no sería posible.

Recapitulando, las células de las placas fotovoltaicas compuestas de un material semiconductor con exceso de electrones de carga negativa  y otro semiconductor con carga positiva al que le faltan electrones absorben los fotones cuando están expuestos a la luz solar.  Al hacerlo, se inicia una corriente eléctrica que permite que los electrones sobrantes se muevan de su órbita atómica y lanzados hacia el campo eléctrico generado por los paneles solares.

Todas las células fotovoltaicas trabajan de forma conjunta  y generan una corriente eléctrica direccional que se puede aprovechar en los hogares gracias al inversor.

Tipos de paneles solares fotovoltaicos

Los paneles solares son el componente principal de cualquier instalación fotovoltaica, son los encargados de convertir la luz solar en energía eléctrica.

Los paneles solares fotovoltaicos más habituales que podemo encontarar en el mercado están formados por células solares monocristalinas o policristalinas. Ambos están hechos de silicio, que es un mineral abundante, resistente y de larga duración, y la principal diferencia que tienen es la pureza del silicio. Cuanto mejor sea la estructura cristalina, menos impurezas tendrá el panel y por tanto, su rendimiento será mayor.

¿Placas solares monocristalinas o policristalinas?

Es posible que te surjan dudas sobre qué tipo de panel solar fotovoltaico es mejor para tu casa. Ambos tipos de células fotovoltaicas producen energía eléctrica cuando se exponen a la luz solar, sin embargo, existen algunas diferencias entre ellos.

Paneles solares monocristalinos

Las células de silicio monocristalino se fabrican a partir de bloques de silicio cilíndricos. Se cortan los cuatro lados del cilindro, con lo que se derrocha abundante silicio y se hacen láminas con bordes redondeados. Por tanto, los cristales tienen una pureza elevada, lo que provoca que el rendimiento de cada celda aumente.

Paneles solares policristalinos

En la fabricación de los paneles solares policristalinos, el proceso es diferente, se funde en bruto (con impurezas) el silicio y a continuación, se vierte en un molde cuadrado. Como resultado, las láminas son todas perfectamente cuadradas. Al tener impurezas, se forman policristales que hace que disminuya su eficiencia.

paneles-solares-monocristalinos

Ejemplo comparación panel solar monocristalino y policristalino

¿Qué tipo de panel solar es la mejor opción?

Lo primero a tener en cuenta es que, sea cual sea tu elección, vas a ahorrar dinero con tu instalación de placas solares para autoconsumo.

Existen dos factores fundamentales que determinarán tu elección: tus preferencias personales y las limitaciones de espacio.

  • Preferencias personales: el color del panel solar puede ser uno de los  factores que puedan resultar  determinante en la tomar una decisión. Así como la procedencia de los paneles. Las placas solares monocristalinas suelen ser más de un color más oscuro, generalmente negro o gris oscuro, mientras que las placas solares policristalinas tienden a ser de un  color azul oscuro cuando están expuestas a la luz solar.
  • Limitaciones de espacio: en caso de que el espacio en tu cubierta sea limitado, te aconsejamos elegir paneles solares monocristalinos ya que tienen una elevada eficiencia. De este modo, tu producción energética al igual que tu ahorro, será mayor. Si por el contrario no tienes problemas de espacio, puedes optar por paneles solares policristalinos compensando su menor eficiencia con el exceso de superficie, sin que se vea afectado tu ahorro económico.

¿Necesitas ayuda para realizar tu instalación fotovoltaica ?

Debes analizar ambas opciones, ya que las dos son buenas alternativas. En Gilabert Miró podemos ayudarte a elegir la mejor opción de autoconsumo  para ti.

Quiero más información sobre instalaciones fotovoltaicas

cómo funcionan la placas solares
Autoconsumo
autoconsumo para empresas