fbpx

Según datos de la Red Eléctrica de España (REE), el año 2019 ha incrementado el consumo energético de las energías no renovables en un 1,7 % respecto al año anterior 2018 generando un 63,2% de la energía eléctrica en España, y un 36,8% de la energía en España siendo generada por energías renovables.

En el primer lugar, los datos del sistema eléctrico nacional han proporcionado un claro dominio de la energía no renovable, ciclo combinado, que consiste en la elaboración de energía eléctrica en una central térmica mediante gases calientes proporcionando así un 21,9% de la energía producida en España durante el período de 2019.

En el segundo lugar tenemos una energía no renovable nuclear que no ha sido aumentada en España durante este periodo del año 2019, siendo así la segunda energía más usada en este año, y por lo tanto favoreciendo en la contaminación atmosférica y aumentando la producción de CO² en la Tierra.

La tercera energía más consumida en España da lugar a una energía renovable muy eficaz, la energía eólica, generando así un 20,6% de las energías en España, aumentando respecto el año 2018 un 1,6%, gran avance porqué se calcula que en 2030 será una de las energías que más producirá, combinada con la energía solar fotovoltaica.

La cuarta energía más utilizada en España con un 11,4% es la cogeneración, energía no renovable que consiste en producir energía eléctrica y energía térmica mediante una planta de cogeneración y aprovecha toda la energía térmica para volver a generarla con una caldera, repitiendo así el mismo proceso sucesivamente reduciendo la contaminación mucho menos.

La quinta energía más utilizada en España es la energía hidráulica, es una energía renovable y supuso un 9% en España durante 2019 y consiste en el aprovechamiento de las corrientes de agua para generar energía eléctrica.

Finalmente tendríamos las energías no renovables como el carbón y el Fuel + Gas y en el caso de las energías renovables que son menos utilizadas que las mencionadas anteriormente encontraríamos las energías renovables solares (solar fotovoltaica, solar térmica) y otras energías renovables que suponen un consumo minoritario.

Poco a poco el mundo está haciendo una transición que se va enfocando entorno a las energías renovables debido a que estas contaminan mucho menos, son ilimitadas y contribuyen en una vida más plena y más sostenible dejando a las generaciones que nos preceden dejarlas disfrutar de la vida en la Tierra.