¿Qué es la cogeneración?

Cogeneración significa producción simultánea de dos o más tipos de energía. Normalmente las energías generadas son electricidad y calor, aunque puede ser también energía mecánica y calor (y/o frío).

Es un sistema de alta eficiencia energética para producir electricidad y calor que permite ahorrar energía mediante la producción combinada de calor y electricidad» según la definición que consta en la información del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Se trata de un sistema un 30% más eficiente que la generación convencional por su mayor rendimiento en la generación de energía y por las ventajas de la generación distribuida. Además, proporciona una serie de ventajas medio ambientales que la convierten en una herramienta fundamental en la lucha contra el cambio climático.

¿Cómo funciona?

El equipo de cogeneración produce simultáneamente electricidad y calor en la propia industria, comercio o residencia. La industria consume todo el calor y la electricidad que necesite y la electricidad excedente se vierte a la red y es consumida mayoritariamente en el entorno local.

Cogeneracion

En los sistemas convencionales, la industria produce el calor que necesita en una caldera. La electricidad se produce en una central eléctrica lejos del punto de consumo con las consiguientes consecuencias de:

  • Pérdidas en transporte y distribución
  • Peor rendimiento energético en la producción de electricidad (comparado con la cogeneración)

Beneficios de la cogeneración

Los principales beneficios de la cogeneración son:

Ahorro de energía primaria. La cogeneración es un instrumento clave para la eficiencia energética y la reducción de emisiones de GEI en España, con ahorros económicos significativos.

Eficiencia energética: ahorra en consumo de combustibles.

Es esencial para la competitividad y el mantenimiento del empleo industrial.

Por ser una tecnología limpia, ahorra en emisiones de CO2.

Actúa como motor de inversión, innovación, desarrollo económico y creación de empleo.

La cogeneración es fundamental para la seguridad de suministro y la reducción de la dependencia energética.

Por tratarse de generación distribuida, la cogeneración produce la electricidad en el punto de consumo o en su entorno cercano, por lo que el suministro no depende de posibles fallos en las líneas eléctricas de transporte y distribución. También elimina las pérdidas en la red eléctrica y el costoso despliegue y mantenimiento de las redes de transporte y distribución eléctrica.

Además cerca del 90% de la cogeneración posee equipos para controlar la energía reactiva, que permiten optimizar la capacidad de transporte de energía de la red eléctrica. La producción eléctrica de la cogeneración es predecible y garantizada; no depende de agentes externos como el viento o la radiación solar y tiene una disponibilidad casi total

Existen cerca de 1.000 instalaciones de cogeneración, por lo que una parada imprevista de una de ellas es fácilmente cubierto sin disponer de una gran potencia de back-up, a diferencia de tecnologías no predecibles o concentradas.

Algunas plantas de cogeneración pueden aprovechar sus excedentes de capacidad para cobertura de picos de demanda

 Ventajas medio ambientales de la cogeneración

La cogeneración es una herramienta clave para la mejora de la eficiencia energética, y la eficiencia energética es, a su vez, una herramienta fundamental contra el cambio climático.

  • Ahorra 1.500.000 tep/año de energía primaria.
  • Ahorra al año 40 millones de m3 de agua.
  • Evita 7 millones de toneladas de CO2 al año.

Sin cogeneración, el incumplimiento de España con Kyoto sería un 5% superior al actual.

Además, la cogeneración es un componente clave de la política energética y medioambiental europea, ya que contribuye fuertemente a la consecución de los tres objetivos principales de esa política:

Seguridad de abastecimiento: La reducción del consumo energético facilita un acceso permanente a las fuentes de energía primaria a precios asequibles y las ventajas de la generación distribuida contribuyen a asegurar el suministro de energía final independientemente del nivel de la demanda.

Competitividad industrial: La eficiencia energética potencia el crecimiento económico y el empleo, en un contexto en el que los costes de la energía son críticos para la competitividad empresarial y la situación geográfica de las plantas de producción, y la reducción de la dependencia energética permite además equilibrar la balanza comercial y mejorar el bienestar de los ciudadanos).

Respeto al medioambiente: La reducción del consumo de energía por mejoras en eficiencia y en extensión del uso de combustibles más limpios tiene un impacto directo en la reducción de las emisiones de efecto invernadero y en la mitigación del cambio climático.

Fuente: Acogen/Plantasdecogeneración.com/caloryfrio.com