Calentar una piscina con placas solares

¿Quieres alargar la temporada de piscina climatizando el agua? La solución más económica y ecológica es mediante la energía solar.

Calentar una piscina puede tener un elevado coste energético. Sin embargo, hacerlo mediante placas solares es la solución más limpia y barata que existe hoy en día. Climatizar la piscina mediante energía fotovoltaica en lugar de hacerlo con bombas de calor o gas, es mucho más eficiente y se logran reducir los costes significativamente.

¿Cómo funciona la calefacción para piscinas mediante energía solar?

Las placas solares pueden generan energía calorífica ya sea para la calefacción del hogar como para la piscina. El funcionamiento es sencillo: El agua de la piscina es bombeada hasta el colector solar, donde se calienta, y vuelve a la piscina con una mayor temperatura. Este es el mecanismo que sigue el agua de la piscina para calentarse:

  • Cuando los paneles solares se encuentran en una altura superior a los 6 metros, es necesario utilizar una bomba propia que se encargue de transportar el agua hasta el sistema de calefacción.
  • El agua es bombeada hasta un filtro, que elimina los posibles desechos del agua para evitar problemas y obstrucciones.
  • Después de pasar por algunas válvulas de seguridad, el agua sigue por un circuito hasta los colectores solares, donde es calentada gracias a la energía solar.
  • La misma bomba hace circular el agua de regreso a la piscina.

También hay otros dispositivos opcionales, como un calentador auxiliar para cuando los colectores no alcanzar a calentar suficiente o controladores automáticos.

Funcionamiento de los paneles solares para climatizar la piscina:Calentar agua de piscina con paneles solares

¿Qué tener en cuenta antes de instalar paneles solares?

Como hemos dicho en otras ocasiones, las placas o paneles solares permiten obtener la energía con mayor potencial que conocemos actualmente. Antes de instalar paneles solares para el autoconsumo, debemos considerar algunos aspectos básicos:

  • Horas de sol directo contamos y orientación de la vivienda. El primer paso antes de instalar placas solares es evaluar la cantidad de radiación solar directa y difusa. Cuanto mayor sea el recurso solar del sitio, mayores serán las ventajas de las placas fotovoltaicas.
  • El tamaño de los colectores, según las necesidades de calefacción. Un especialista deberá valorar las dimensiones del sistema solar. Para calentar el agua de la piscina, el colector solar debe tener un tamaño mínimo el 50% del área de la piscina.
  • La ubicación de los colectores. Los colectores solares se pueden instalar en el techo de la vivienda o en cualquier lugar con la máxima exposición solar (sin sombra). Tanto la orientación como la inclinación de los colectores afectarán al rendimiento del sistema.
  • El coste del sistema de calefacción solar. Otro de los factores a considerar es la inversión necesaria. Recomendamos hacer una comparación de los diferentes sistemas solares, rendimiento, número de colectores y tuberías para calentar la piscina y coste total.
  • Revisar la normativa de autoconsumo y requisitos generales. El Real Decreto 244/2019 regula la compensación simplificada de los excedentes así como el procedimiento de inscripción y comunicación de datos al registro de autoconsumo eléctrico.

¿Qué potencia de caldera de gas necesito?

Las calderas de gas son una de las soluciones más extendidas para proporcionar calefacción y agua caliente a la vivienda. A la hora de elegirlas hay que tener en cuenta algunos factores: uno de los más importantes, su potencia.

La potencia de la caldera de gas vendrá determinada según las características de la vivienda, como por ejemplo, su tamaño o el aislamiento térmico, pero también por características de la zona geográfica, como el hecho de encontrarse en una zona fría, templada o cálida. No es lo mismo calentar una vivienda pequeña en la costa que una casa más grande en el interior o en la montaña.

Para calcular la potencia exacta que necesita una caldera de gas se necesitarían muchas variables. Sin embargo, dado que las calderas suelen corresponder a potencias estándares (24kW, 28kW, 32kW, 36kW…) en Gilabert Miró mostraremos cómo hacer un cálculo aproximado.

La potencia de calefacción que necesita una caldera de gas

En calefacción, la potencia de una caldera de gas vendrá determinada por lo que pueden transmitir los radiadores o suelo radiante. Por lo tanto, en caso de ya tener instalados los radiadores, habrá que averiguar cuántos Watts puede generar cada elemento y multiplicarlo por el número de radiadores.

Cada elemento del radiador suele ofrecer entre 80 y 100W. Según el número de elementos que disponga cada radiador, tendrá más o menos potencia.

Por ejemplo, para una vivienda con 6 radiadores de 400W cada uno, la caldera tendrá que ofrecer un mínimo de 2.400W.

La siguiente tabla muestra en números generales, la potencia que necesita una caldera de gas para calentar cada tipo de vivienda. Hay que tener en cuenta que esta potencia variará según el tipo de aislamiento, orientación de la vivienda y zona climática, con lo cual, solo se trata de una guía básica.

20 – 24 kWMenos de 80 m2
24 – 26 kWEntre 80 y 120 m2
27 – 31 kWEntre 120 y 180 m2
32 – 37 kWEntre 180 y 240 m2
28 – 45 kWMás de 240 m2

La potencia de ACS que necesita una caldera de gas

La potencia de agua caliente sanitaria de una caldera dependerá del número de baños, el máximo número de personas simultáneas que pueden utilizar el agua caliente, el tiempo de las duchas o el salto térmico (la diferencia de temperatura de entrada y salida de la caldera).

La fórmula para calcular la potencia necesaria en ACS es la siguiente: P=m*CP(∆T)

  • P = Potencia (Kcal/h)
  • m = caudal másico de agua (kg/h)
  • Cp = calor específico del agua (1kcal/kg ºC)
  • ∆T = salto térmico del agua (ºC)

Pongamos que queremos agua caliente sanitaria para una familia con 2 baños. Como máximo, podrán ducharse 2 personas a la vez (unos 140 kg en total) y lo hacen durante 15 minutos (0,25 h). Con esto tenemos que el caudal másico del agua es de 140kg/0,25h = 560 kg/h.

El calor específico del agua es de 1 kcal/kg ºC

Durante el invierno, la temperatura exterior es de unos 10ºC y la temperatura de salida del agua de la caldera es de 60ºC. Esto hace un salto térmico de 50ºC.

Por lo tanto, 560 kg/h * 1 kcal/kg ºC * 50ºC = 28.000 kCal/h.

Para pasar kCal/h a kW, tenemos que dividir este número entre 860:

28.000/860 = 32,56 kW

Dicha familia deberá fijarse en calderas de gas con potencia en ACS de 32 kW o superior.

Sin embargo, para evitar estar calculando, facilitamos una tabla con la potencia mínima necesaria de una caldera de gas para los supuestos casos:

1 baño24 kW
2 baños28 kW
3 baños35 kW
+ 3 baños35 kW + acumulador

Esperamos poder haber resulto vuestras dudas. Para más información o los interesados en instalar una caldera de gas, llamad al 977 757 635.

Gracias por leernos.

¿Qué son las placas solares y cómo funcionan?